Nicolás Bunster: “Este proceso que se sella aquí en las tierras altas de Escocia”


Race Report del Celtman 2024

Para hablar de Celtman primero debo hablar del Patagonman, después de haber completado esta tremenda carrera a finales del 2022 tenía la sensación de que podía enfrentar cualquier desafío físico que me planteara. Sin embargo, el 2023 tenía otros planes: comenzando el año con una enfermedad en la médula cuyo pronóstico era “no podrás volver a correr”… ¡ufff! Un primer semestre muy difícil, pero la fuerza de la familia y los amigos me empujaron a una recuperación contra todo pronóstico y decidí anotarme nuevamente en Patagonman pero cuando ya me encontraba a 2 meses de la carrera una caída, fractura y cirugía de clavícula me deja otra vez en la clínica. De vuelta a empezar. 

Con el ánimo muy bajo, necesitaba encontrar una motivación especial y Caroline Livesey (ganadora Patagonman 2022) me animó a anotarme a la lotería de Celtman y 2 semanas después había sido escogido. Mi esposa Camila no dudó un segundo y me empujó a tomar el cupo a pesar de que a esa altura no podía nadar, correr ni andar en bicicleta (me anoté solo con fe).

Imagen_Race_Report_Nicolas_Bunster_Celtman_2024-4.jpg

La preparación de un Xtri requiere de una logística muy compleja, pero si la carrera es en una zona tan remota como las tierras altas de Escocia, esta se convierte en una misión casi imposible. En este sentido fue clave la ayuda de los dos chilenos que ya habían terminado anteriormente esta carrera (Andrés Sauma y John Medina), y de mi amigo Romain Babín quien estuvo a cargo del plan de entrenamiento, completamente en solitario para optimizar mis tiempos, adaptándolo en varias ocasiones por lesiones, resfríos y trabajo.

Viajé a Escocia 6 días antes de la carrera para tener tiempo de adaptación al horario y 2 días después viajó mi señora para ayudarme a preparar todo y ser mi support de transiciones/driver.

Imagen_Race_Report_Nicolas_Bunster_Celtman_2024-1.jpg

Esta carrera tiene la particularidad que la puedes terminar de dos maneras distintas. Si logras llegar al kilómetro 18 del trote antes de 11 horas de carrera, puedes acceder a completar el circuito por la montaña y ser finisher azul o si llegas después del corte de tiempo la terminas por un circuito alternativo rodeando la montaña y eres finisher blanco. 

Además, para esta carrera se requiere un support que corra contigo en la montaña debido a la alta exposición que tiene el circuito, para mi suerte un atleta Escocés (Phil Edgley) se ofreció desinteresadamente a asumir este rol. Su experiencia anterior en esta carrera fue sin duda una pieza clave.

Imagen_Race_Report_Nicolas_Bunster_Celtman_2024-9.jpg

El día previo a la carrera fue bastante intenso, en la mañana el nado social para probar el agua, juntarse por primera vez con mi support Phil, asistir a la charla técnica y arreglar todo meticulosamente para lo que venía.

Mi objetivo principal en esta carrera era lograr entrar a la montaña y mis tiempos estimados estaban al límite, necesitaba una carrera perfecta si quería lograr el corte.

El día de la carrera nos levantamos a las 1:45 am y nos fuimos Camila, Phil y yo a Shieldaig para dejar la bicicleta, tomar el chip y el GPS. A las 4:00 am un bus lleva a los atletas al punto de partida. Este es uno de los momentos más épicos del día; estábamos más de 200 atletas en un campo de pastoreo a orillas del mar con una banda celta tocando tambores y gaita, de fondo, el símbolo de Celtman encendido en fuego, realmente parecía que nos preparábamos para una guerra.

Imagen_Race_Report_Nicolas_Bunster_Celtman_2024-7.jpg

Cuando nos dan la señal entramos al agua y nos ubicamos en línea con los kayaks. Hay un silencio ansioso por unos minutos hasta que suena la bocina y se inicia la carrera, aparte del frío y las medusas fue una natación tranquila y rápida. 

Imagen_Race_Report_Nicolas_Bunster_Celtman_2024-2.jpg

Imagen_Race_Report_Nicolas_Bunster_Celtman_2024-10.jpg

Una transición T1 corta y salgo a pedalear, el circuito es precioso pero desafiante, lamentablemente tuve náuseas durante todo el ciclismo y no pude seguir mi plan de nutrición que tan meticulosamente diseñamos, esto me pasó la cuenta en el km 130 cuando empecé con calambres en piernas y brazos por lo que tuve que obligarme a mejorar la ingesta. Estuve todo el ciclismo atento a lograr mis tiempos con el objetivo de lograr llegar al corte de la montaña, por este motivo en todo el recorrido solo hice 2 paradas sin bajarme de la bicicleta de no más de 1 minuto. Finalmente llegué a T2 con 30 minutos de ventaja por sobre lo planificado pero con una sensación de cansancio y sintiéndome con la energía al límite. 

Imagen_Race_Report_Nicolas_Bunster_Celtman_2024-3.jpg

En la transición Camila tenía todo listo y me sugiere que Phil vaya conmigo desde el principio para asegurarnos de que no haya retrasos buscando la ruta (el plan inicial era reunirnos en T2a, donde se encuentra el punto de corte para los circuitos finales). Me pareció una buena idea así que lo acepté. Comenzamos a trotar a un buen ritmo, Phil me dice que voy muy bien y que seguro que logramos el corte. Lo que no sabíamos era que en el siguiente kilómetro entramos a un camino que estaba en pésimas condiciones, el terreno estaba inundado y era un barrial en el que costaba mucho moverse y en algunos segmentos el agua te llegaba bajo la rodilla. 

Los siguientes 5 kilómetros perdimos mucho tiempo y fueron muy desgastantes física y mentalmente. El tiempo extra que tenía lo perdí todo en este segmento y ahora peligraba seriamente lograr el corte de tiempo. Al salir del barro viene una subida de tierra y fue aquí donde el cuerpo no respondió, tenía calambres en las dos piernas y no podía moverme, me atacaron pensamientos de derrota. Mi support se esmeraba tratando de darme comida, electrolitos, agua, geles pero la cabeza estaba bloqueada, no podía pensar ni menos procesar el inglés escocés de Phil. 

Cuando aún quedaban 10 kms para llegar al punto de control T2 y dando casi por perdida mi opción de ser finisher azul, de alguna forma casi mágica comenzó a llover torrencialmente. La lluvia me devolvió la fuerza y pude comenzar a trotar suave y luego correr, cuando miro el reloj quedaban 15 minutos y 2 kms con pendiente, no la iba a dejar escapar, si mantenía el ritmo lo lograba. Veo a la distancia el punto de control, apuro el paso y cuando estoy llegando la mujer que controlaba los tiempos me apunta y me grita “¡¡high course!!!”….  ¡lo habíamos logrado! con 6 minutos to spare

La felicidad fue tanta que me olvidé que estaba agotado. 

Imagen_Race_Report_Nicolas_Bunster_Celtman_2024-5.jpg

En este punto, 24 kms y una montaña muy técnica me separaban de la meta, pero nada importaba dejé de sufrir y me preocupé de disfrutar. La montaña nos regaló unas vistas maravillosas del valle. Inesperadamente, cuando vas llegando a la zona alta y estás dentro de las nubes un sonido de gaita se escucha a pocos metros, es el gaitero que nos anuncia que habíamos llegado al top of the mountain.

Imagen_Race_Report_Nicolas_Bunster_Celtman_2024-8.jpg

Aquí comienza la bajada, que es bastante técnica y prolongada, exige estar muy atento al camino para no caer y navegar buscando la ruta, finalmente luego de varias horas llegas a un camino pavimentado, solo 9 kms a la meta que, sorprendentemente pude correr completos en modo piloto automático. A esta altura la mente está disociada del cuerpo, tengo miles de pensamientos positivos y felices mientras me duele todo el cuerpo. 

Cuando entramos al pueblo se escuchan los gritos y aplausos en meta lo que te acelera el corazón, los últimos metros son en subida aún así la emoción me empujó a hacer un sprint mientras busco con la mirada a mi esposa, ella es la única testigo de este proceso, de los dolores, los miedos y las alegrías, este proceso que se sella aquí en las tierras altas de Escocia en 16 horas y 25 minutos, convirtiéndome en el tercer chileno en usar la polera azul del Celtman.

Imagen_Race_Report_Nicolas_Bunster_Celtman_2024-6.jpg

No tengo palabras para agradecer el trabajo de mi equipo Camila y Phil, quienes dieron todo y más por llevarme a cumplir este gran sueño.

Nicolás Bunster

Fecha de la carrera: Sábado 15 de junio de 2024

Volver

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 10 guests online.