UC por dentro


Con un poco de sorpresa recibimos la invitación del Club Deportivo Universidad Católica para conocer la rama de Triatlón por dentro. Extraño porque se supone que ya la conocíamos. Formamos parte de ese club hasta el 2005. Conocíamos a la Católica de Santa Rosa. La Católica que ha formado a los grandes triatletas chilenos de todos los tiempos: Cristian Bustos, Claudia Cortés, Matías Brain, Carlos Cremaschi, Bárbara Riveros, Felipe Van de Wyngard y de decenas de valiosísimos atletas y personas que se han dedicado con pasión a este deporte. Los nuestros habían sido tiempos con otro cuerpo técnico. Pero el triatlón en Chile ha cambiado y nos preguntábamos ¿Qué tan distinto puede ser este club del que conocemos? Aunque muchas de las caras son las mismas, nos propusimos sacarnos los prejuicios y partir de cero. Quisimos aprender lo básico: como si nunca hubiésemos hecho triatlón. Lo íbamos a preguntar todo. Decidimos sacarle el mayor provecho a esta experiencia.

El sábado 20 de noviembre de 2010 partimos en Piedra Roja. “Lleven el traje, bicicleta y zapatillas” nos dijo Anita Lecumberri. Comenzamos con un nado tempranito en la laguna de Piedra Roja en donde nos encotramos con nuestro amigo Jaime Sanhueza. Nos secamos y preparamos para una exigente rutina de ciclismo. Primero, a subir Pie Andino. Luego, 6 repeticiones de 15 km con 1 de descanso. Intenso. Nos preguntamos porque siempre los entrenadores nos mandan con el grupo de punta. Para hacernos sufrir seguro. Destacan aquí Francisco González, Benjamín Munizaga, Pipo Barraza, Pablo Mizgier, Rodrigo Sepulveda, entre otros. Para terminar, un trote por Piedra Roja, que casi siempre es bien sufrido y con harto calor.

De la católica podemos decir que es un tremendo Club. Especialmente destacables son su infraestructura, su cuerpo de entrenadores, la diversidad, el ambiente familiar y de camaradería del grupo.

Infraestructura

Partamos por la piscina, que es de 50 metros. Un lujo en este país poco acuático. Siempre que fuimos había 3 pistas disponibles para triatlón. Nunca fuimos más de 7 por pista, lo que en una pileta de este tamaño es bastante cómodo. Esto es por la cantidad de horarios disponibles, ya que la rama tiene cerca de 180 triatletas. Además, ver amanecer en la pre cordillera de Santiago con una magnifica vista sobre la cuenca es toda una experiencia. Metido en el agua ver los primeros rayos de Sol que te pegan en la cara es una sensación mágica que te revitaliza para el resto del día.

Pero el trabajo también es en seco. En la segunda semana de nuestra estadía nos encontramos con un calentamiento distinto. Unos elásticos nos esperaban para un trabajo de repeticiones con cuerdas, los que permiten revisar y mejorar la técnica y posterior a eso hacer una “transferencia” en la piscina. Se siente bien extraño nadar después de trabajar con elásticos, pero se nota que ayuda mucho.

Los camarines impecables. De buen tamaño, limpios y bien mantenidos. Para los socios hay lockers de buen tamaño. Hay estacionamientos disponibles.

Aunque en San Carlos existe una pista de recortan, que nos imaginamos está disponible para la rama, descubrimos que los triatletas prefieren usar un cross de maicillo de 400 metros que está al costado de la piscina. Por supuesto el cross está bien mantenido y reúne todas las condiciones para realizar los trabajos de velocidad y repeticiones en forma adecuada. Este cross tiene marcas cada 100 metros lo que permite hacer distintos trabajos con gran precisión.

Los días miércoles se realizan los trabajos de velocidad. La primera semana fueron series de 800 metros, nos tocó hacer 10 repeticiones con un descanso de 1 minuto. Corrimos junto a Germán Olave.

La segunda semana correspondió series de de 1.000 metros, nuevamente 10 repeticiones con 1:30 de descanso, donde además de Germán se nos unió Milton Eastman.

Pero aquí tuvimos otra sorpresa: todos los que corrieron ese día les realizaron el test de lactato, lo que permite manejar los ritmos para los entrenamientos posteriores. Por supuesto nos realizaron nuestros test para que podamos ajustar nuestros entrenamientos con vistas a Pucón.

Aunque teníamos alguna aprehensión con la distancia y ubicación de San Carlos, la verdad es que por los horarios de entrenamiento (6:30 en nuestro caso) el acceso desde cualquier punto de Santiago Oriente a esa hora es muy rápido.

El laboratorio de ciclismo es espectacular. Hay rodillos para 10 posiciones. Seis de ellos están sincronizados y puedes ver algunos indicadores de tu trabajo en una pantalla gigante: Watts, frecuencia, velocidad, distancia, etc. Espectacular. Los otros rodillos también entregan la misma información pero de manera individual.

Si bien los trabajos son parecidos para todos en términos de tiempos y pausas, son diferenciados en relación a los watts generados. Por ejemplo a nosotros nos tocó el siguiente trabajo, calentamiento y 3 repeticiones de 2 minutos a 250 watts, 1 minuto de agilidad, 10 minutos a 200 watts, 1 minuto de agilidad, 4 minutos a 220 watts, 1 minutos de agilidad y soltura. Todo supervisado por Benjamín Munizaga. Hacer rodillo en grupo no sólo es más entretenido, sino que se hace más corto y por el hecho de ser controlado se trabaja bien. Nada más entretenido que aprovechar de echar la talla mientras se entrena, sobre todo en el rodillo, entrenamiento al que estamos acostumbrados a realizar solos en compañía del Televisor.

Productividad

Pero una cosa es tener la infraestructura y el equipamiento y otra muy distinta es saber aprovecharlo. Bueno, aquí se aprovecha. Lo llamamos productividad. Cada peso invertido es debidamente utilizado. ¿Cómo lo sabemos? Simplemente porque siempre hay gente utilizando las dependencias: piscina, laboratorio, sala de pesas y el cross están siempre en uso. Ya dijimos que había 7 por pista en la piscina. En las sesiones de rodillo, nos recomendaron dejar montadas con anticipación las bicicletas para asegurarnos un cupo. Los trabajos en pista reunieron no menos de 20 personas. De verdad da gusto ver que las cosas se usan. Y además por gente que se ve está disfrutando lo que hace.

Cuerpo de entrenadores

El cuerpo técnico está siempre presente en los trabajos realizados, ya sea en la piscina, en la pista de cross para hacer las repeticiones, los trabajos de rodillo en el laboratorio y los fines de semana varios entrenadores acompañando a los distintos grupos que se forman para hacer el trabajo en carretera.

Entrenadores:


Head Coach: Ana Lecumberri


Asistente Técnico de ciclismo: Benjamín Munizaga


Asistente Técnico de natación: Jaime Uribe


Asistente Técnico de niños y preparación física: Cristián Espíndola


Asistente Técnico de niños: Javier Abarca

Tuvimos de parte de todos ellos una muy grata recepción. Anita estuvo siempre preocupada de nosotros y se aseguraba que tuviéramos la información de los siguientes entrenamientos, horarios y la planificación de las 2 semanas que estuvimos con ellos. Jaime fue especialmente atento en las sesiones acuáticas. Transmite con mucha claridad los objetivos que se persiguen con tal o cual trabajo y tiene una buena lectura de los ritmos de cada uno en el agua y efectúa con mucho criterio los ajustes a los trabajos realizados. Le agradecemos sus consejos y recomendaciones. En la pista estuvimos con Cristián, quien nos dio los ritmos de trote y nos realizó los test de lactato (acompañado de Jaime). Trabajar en el laboratorio de Ciclismo con Benjamín, no solamente es un lujo, sino también un placer. Un lujo porque Benja lleva más de 20 años dedicado a este deporte como exitoso triatleta. Un placer por su simpatía y sencillez. Con los niños están Cristián y Javier, quienes realizan un gran trabajo formativo con los más pequeños. Estuvimos con ellos una tarde en donde realizaron un trabajo de ciclismo que incluía subir y bajar de la bicicleta y trabajo en grupo. Todo dentro de las dependencias del club, ya que hay calles para pedalear en forma segura y para hacer los trabajos de transiciones tienen una playa de estacionamiento perfecto para estos fines.

Tener distintos entrenadores para cada disciplina requiere planificación, coordinación, claridad de objetivos y liderazgo, entre otros atributos. Cualquier de estos que esté ausente puede significar sobre entrenamiento, lesiones y/o desmotivación. En la UC esto no ocurre. Las cosas fluyen. El cuerpo de entrenadores actúa como uno solo, conociendo y compartiendo una planificación general. Sin protagonismos.

Diversidad

En la UC destacan varios grupos. No es que estén desgranados, sólo que evidentemente cada grupo comparte objetivos, intereses y motivaciones particulares por lo cual tienden a juntarse. De todos la recepción fue muy grata. Partamos por los mayores, donde además nos encontramos con más caras conocidas: Alfonso Velasco, Héctor Rojo, Pedro Arriagada, Martín Rivas, Mauricio Medel, Jorge Vargas, Milton Eastman, Luis Bitrán, Juan Antonio Arrasate, Cristian Martin, entre otros. Como en los viejos tiempos. Como si nunca nos hubiésemos ido.

Luego están los más jóvenes, Francisco Gonzalez, Pipo Barraza, Juan Estebán Ortiz, los hermanos Sepulveda, Pablo Mizgier, sólo por mencionar a algunos.

Entrenan una gran cantidad de niños, todo en un ambiente de formación y de gran atención a la parte técnica. Generalmente entrenan en las tardes, donde realizan ciclismo o trote sin salir de las instalaciones del Club y con la atenta mirada de sus entrenadores. Realizan muchos trabajos de técnica, como la subida y bajada de la bicicleta y trabajos de técnica en la piscina.

Es interesante el fenómeno de los grupos familiares en la UC. Nos referimos a que se da que hay familias completas entrenando. Están los Iñiguez (Mamá Sofia, Francisco, Catalina e Ignacio), los Ulloa (Papá Cristián, mamá Paula Peters, Martín, Ignacia y Benjamín), los Martin (Papá Cristián, mamá Claudia Tapia, Lucas, Javier y Felipe), los Hurtado (Papá Claudio, mamá Maca, María José, José Manuel, Rosario y Paula), los Nahun (Mamá Yanet Milo, quien representa a los menores en el directorio de la rama, Colomba y Danae) y los Gutierrez (Papá Ricardo y Mariana).

Hablando de entrenamientos podemos decir que en la piscina se realizan muchos trabajos de intensidad, sobre todo los días martes y jueves, en donde se realizamos repeticiones de 100 metros, variando la intensidad, cantidad y tiempo de descanso. Los días lunes es regenerativo y los viernes realizan el trabajo de elásticos, que no sólo se realiza en seco. Sino que hay un trabajo muy interesante que realizamos, que es nadar con un elástico atado a un cinturón, lo que provoca una gran resistencia y que sólo te permite separarte de la muralla por unos metros.


Los sábados que pedaleamos con la Católica hicimos trabajos diferentes. El primer sábado ya lo describimos. El segundo, salimos en grupo para realizar 120 km, en donde la ida fue aeróbica y fuimos un gran grupo juntos. Pero a la vuelta el ritmo comenzó a aumentar y el grupo se desgranó, llegando a Piedra Roja un grupo de apenas 5 primeros. Después por supuesto una transición de 40 minutos.

El día de la despedida fue el más largo de ciclismo, ya que realizamos 150 km en grupo, por suerte a un ritmo aeróbico y con la grata compañía de una mujer… Marcela Urrutia. Salimos de Piedra Roja hacia Til Til, pero doblamos hacia Lampa, de ahí a Batuco y vuelta a Piedra Roja para finalizar con un trote de media hora.

Nos fuimos con una muy buena impresión del club, de sus atletas y de sus entrenadores, quedándonos con ganas de que el entrenamiento hubiera continuado. La verdad es que 2 semanas se hace poco.

La UC sigue siendo la UC. Una gran institución, con todo en su lugar para desarrollarse tanto en el ámbito deportivo como personal. El lugar ideal para construir relaciones de amistad en torno al deporte. Un club que hace sentir cómodo a cualquiera.

Para más información llamar al (02) 412 4513.

Todas las fotos en nuestro sitio en Facebook.

Entrevista realizada en noviembre-diciembre de 2010

Volver

Folo y Ricardo

me alegro mucho que pudieron ver mas de cerca lo que es nuestro gran Club, la UC. creo que captaron muy bien lo que es entrenar en la Cato y en mi aso mucho mejor en familia. Fue un verdader agrado haber podido compartir con uds. algunos entrenamientos.
gracias por el reportje
muchos saludos

Excelente reportaje, ameno, entretenido, se transmite un grato ambiente y buena onda. Felicitaciones a Trichile y tambien a la Uc por el gran club que han formado. algunos amigos tengo ahi.

Ricardo y Folo los felicito, excelente relato que logra captar en un 100% el ambiente deportivo y de camaradería que se vive en la rama de triatlon de la Católica.

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 7 guests online.