ROUTE por dentro


En Trichile nos planteamos un nuevo proyecto: mostrar los clubes por dentro. La idea original era compartir algunas sesiones de entrenamiento con los distintos clubes del medio nacional para conocer sus características distintivas, conocer a su gente, sus métodos, sus lugares de entrenamiento, sus rutinas, sus objetivos y sus motivaciones. Nos preocupaba poder descubrir algunas debilidades y no saber como informarlas. Ahí vemos nos dijimos.

Nos acercamos a Gabriel Iriondo para plantearle la idea y junto con apoyarnos nos planteó 2 condiciones adicionales: que fueran 2 semanas completas y que entrenáramos de verdad. No eso de ir un rato a mirar, conversar y sacar la vuelta cada vez que la cosa se ponía difícil. La idea era ir a trabajar como uno más del grupo. Ufff… no nos sentíamos preparados para eso. Uno volviendo de un frustrado Ironman y semanas sin una rutina consistente. El otro, sin objetivos claros en el corto plazo, cediendo a un invierno especialmente ingrato para los triatletas. Ambos fuera de su mejor forma. “Apechuguemos no más Folo”. “Dale”. Una Inmersión total.

Nos presentamos el lunes 2 de agosto a las 7 AM en el Club del Pato Cornejo. Estacionamiento ahí mismo. Como el primer día de clases, algo ansiosos. Saludos a los pocos conocidos (Francisca Rodríguez, Vicente Bobadilla, Pablo Eguiguren) y al camarín. Impecable, con lockers individuales. Ya en el agua, Gabriel nos invita a la pista de los más rápidos y nos presenta al grupo como ex triatletas. ¿Tan fuera de forma estamos? Nuestra inseguridad aumenta. Breves instrucciones y al trabajo. Calentamiento, repeticiones, paletas, aletas, cambios de ritmo, pateo, pullbuoy, y más repeticiones. En general pocas pausas. Lo cierto es que la hora se nos pasó volando. Hacemos en promedio 3.000 metros y aguantamos el primer desafío.


Terminando la natación.

Esto se repetirá el miércoles y el viernes y así la semana siguiente. En una pista lideran Gaspar Riveros, Nicolás Saez y Andrés Barraza. Mas atrás Vicho y nos sorprende el nivel de Paulina Retamales. En nuestra pista también está Cristóbal Sahr, preparándose para el Xterra en Brasil. En la otra pista lideran Francisco “el doc” Chávez, uno de los carismáticos del grupo; Pablo Eguiguren, un fanático del triatlón para quien la competitividad es una religión; Max Cuadra, un muchacho joven con harto potencial, hay que darle tiempo a su trote y ciclismo; Germán Picó, un tractor del triatlón y Daniel Boisier, quien también es un cabro entusiasta.

Termina el trabajo y Gabriel nos sorprende con una pregunta: ¿Van a tomar desayuno? Claro, por qué no. Nos juntamos en la cafetería del club y recuperamos energías con huevos revueltos, jugo de naranja y un rico café con leche. Aprovechamos de compartir con los de la pista del lado: Carlos O`Rian, Germán Picó, Alvaro Arriagada, Rodrigo Pincheira, Sebastían González y Nico Saez. Esto se repitiría todos los lunes, miércoles y viernes. Después “el doc” nos contará que “al desayuno, habitualmente se quedan Vicente Bobadilla, muy conocido, por lo que no requiere más presentación, Germán Picó y Pablo Eguiguren, además de las máquinas Rodrigo Pincheira, gran nadador y con un trote asesino (35 minutos en los 10 k) y Alvaro Arriagada, que como te habrás dado cuenta, es un tipo muy agradable, amable, simpático, probablemente el "amigo de todos", un gallo que es un siete como persona y un gran triatleta, que en este momento está en el rango de los 4:40 en el 1/2 ironman. Como habrás visto, también van los junior: Sebastián "Cachorro" González y Nico Saez. Y finalmente, van un par de próceres que son realmente un chiste, gallos re simpáticos, buenos para la talla, no tan buenos para entrenar, pero muy buenos para huevear: Carlos O'Rian y Alejandro Novoa”.


Desayunando en grupo.


Algunos salen a trotar después de la natación.

El segundo encuentro es en la pista de rekortan del Colegio Manquehue. Nuevamente resuelto bien el tema del estacionamiento. Calentamiento de 10’ o 15’ en la pista, mientras van llegando los distintos grupos. Ahí nos damos cuenta que el entrenamiento aquí lo comparten runners, triatletas y corredores de aventura. También se ven muchos niños haciendo, por supuesto, un trabajo diferenciado.


Tomás Olavarría haciendo un trabajo de transiciónes en la pista de rekortán.

Las instrucciones súper claras: repeticiones de 2 minutos con 3 de recuperación trotando suave.


Gabriel Iriondo dando las indicaciones del trabajo a realizar.

Nos vamos fuera del estadio a Escriba de Balaguer, escogemos un sector de 500 metros planos en subida y comenzamos nuestras 8 repeticiones. Naturalmente se forman grupos y la rutina se hace conversando poco por razones obvias. Volvemos al colegio con trote suave y breve sesión de elongación. Quedamos tocados, ya que para ambos son las primeras repeticiones de la temporada. Miércoles piscina. Jueves nuevamente en el colegio Manquehue, pero esta vez definitivamente pista, calentamiento 10´ minutos, varias pasadas de 400 metros, en donde nos salvamos de las primeras para tomar unas fotos (sacar la vuelta le dicen…jajaja), pero promediando la mitad de los 400 nos sumamos al grupo, para tomar ritmo, ya que después estaba el trabajo principal, 3 repeticiones de 2 km, con una pequeña pausa de 1 minutos.


En pleno trabajo de repeticiones en pista.

Terminamos con unos minutos de soltura y elongación. Quedamos más que tocados, pero contentos porque aguantamos dignamente el entrenamiento.


De izquierda a derecha y de arriba hacia abajo: Vicente Trewhela, Paulina Retamal, Nicolás Saez, Matías O'rian, Isidora Zambrano, Carolina Trewhela, Arturo Bugueño, Alejandro Amunátegui, Enrique Soto, Gonzalo Torre, Alejandro Mehech, Patricia Zúñiga, Kerstin Weiss, Magdalena Olavarría, Camila Torres, Gonzalo Valenzuela, Carlos O`rian, Carlos Heinhson, Nelson Catalán, Francisco Chávez, Cristián Letelier, Paulina Arias, Gabriel Iriondo, Marina Díaz, Rocío Ceballos, Germán Picó.

El viernes piscina. El sábado nos juntamos a las 7:45 en el estacionamiento de Piedra Roja. La idea era hacer 130 Km con algunos trabajos especiales. Aquí también aparecen corredores de aventura e incluso algunos mountain bikers (en bici de ruta eso si).


De izquierda a derecha: Ricardo Cumplido, Pablo Camilieri, Enrique Soto, Alejandro Mehech, Felipa Araya, Alvaro Arriagada, Gaspar Riveros, Benjamín Torres, Sebastián Gonzalez, Nicolás Saez, Francisco (Carbono) Fernández, Pablo eguiguren, Diego Banfi, Paulina Retamal, Herman Schwencke, Carlos O'rian, Isidora Zambrano, Kerstin Weiss, Tomás Olavarría, Roberto Kelly, Vicente Bobadilla, Gonzalo Valenzuela, Rodrigo Pincheira, Gabriel Iriondo.

A las 8 puntualmente salimos y Gabriel nos acompaña en auto y mantiene comunicación radial con algunos de los más experimentados, lo que le permite que los grupos se separen sin perder contacto. También nos percatamos que con este método se transmiten instrucciones que son informadas al resto a través de estos monitores. Full tecnología. Tomamos la radial, cruzamos la ruta 5 por caminos interiores, a la altura de Batuco volvemos a aparecer en la ruta 5 y el primer trabajo especial es subir fuerte el Manzano. Hace años que no lo hacíamos, que buenos recuerdos. Llegamos al plano, breve reunión e instrucciones para el segundo trabajo especial. Individual de 15 Km fuerte, por el camino del infierno hasta la San Martín. Nos juntamos arriba, nos dice Gabriel. Otra breve reunión y nuevas instrucciones. Subimos hasta el peaje, y el retorno moderado hasta el regimiento. Desde ahí le ponemos fuerte tirando 30 segundos cada uno. Uff! esto va a ser una matanza. Dicho y hecho. Le empezamos a poner y uno a uno empiezan a caer los mas débiles y otros con problemas técnicos (la típica chiva). En esta parte vamos a 45 y 50 km/h. Descubrimos que no estamos tan mal. Aquí destacan Vicho y el de rojo (después supimos su nombre: el MTB Michel Lastrade). Completamos el Kilometraje programado en Piedra Roja. Transición y 45 minutos de trote. Seguimos tocados.

Más o menos la semana siguiente se repite la rutina en términos de horarios. Sin embargo, los trabajos son distintos y percibimos que hay un plan de trabajo de largo plazo y que en cada semana se trabaja un objetivo específico. También notamos que los grupos se separan por objetivos: los que corren el fin de semana, los que corren Puerto Velero, etc. Cada grupo tiene un trabajo específico y focalizado. El día martes, nos volvemos a juntar en el colegio Manquehue para entrar en calor y salir nuevamente a Escriba de Balaguer, donde nos tocó repeticiones de 4 minutos por 4 suaves. 7 veces. Uff… se viene dura la semana. Bajamos hasta Vespucio y subimos por el mismo lugar. Trote suave en el colegio y elongación. El día Jueves, pista nuevamente, estuvo especialmente duro: 11 miles. Los 4 primeros en ascensión, los cuatro siguientes al 80-90% con sólo un minuto de descanso. Los últimos 3 al 100% y con 2 minutos de descanso.

El sábado Otra vez en Piedra Roja. Nuevamente trabajo diferenciado. Nosotros nos vamos con los que van a Puerto Velero. Calentamiento largo y luego 4 repeticiones de 12 km fuertes, controlando tiempo, pulso y cadencia.


Previo a las repeticiones, entrando en calor.

Por si fuera poco rematamos el ciclismo con una subida a Pie Andino.


Descansando en la subida a Pie Andino.

Luego, 80 minutos de trote, que con Vicente Bobadilla al lado nunca se hacen fáciles.

Una de las cosas interesantes del deporte es que se dan espacios para que un grupo heterogéneo de personas compartan. Aquí en el Route esto no es una excepción. Hay jóvenes, viejos, experimentados, novatos, hombres, mujeres, competitivos y relajados. Da la impresión que la convivencia sana y desinteresada se instala por sobre cualquier mirada individualista.

Gabriel nos cuenta que tiene un grupo que nada en doble turno en el Stadio Italiano, salvo el miércoles que nadan con Gabriel también en doble jornada y se focalizan más en la técnica. Este grupo lo conforman Gaspar Riveros, Nicolás Saez, Tomás Olavarría, Paulina Retamal, Sebastián González, Vicente y Carolina Trewhela.

Uno de los principales problemas que enfrentan los Triatletas es la logística del entrenamiento. Es decir, encontrar una rutina eficiente desde distintos puntos de vista que facilite el trabajo. Aquí juegan un papel muy importante la ubicación de los lugares de entrenamiento, los horarios, si tiene o no estacionamiento, etc… Nos parece que esto aquí en el Route no es problema. Los horarios están inteligentemente elegidos. Los lugares de entrenamiento son de fácil acceso y con estacionamientos disponibles. Los horarios de inicio y término de los entrenamientos son puntuales, lo que permite que uno se planifique con otros compromisos.

La impresión que uno tiene es que este es como un curso de puros alumnos aplicados. El sueño de cualquier profesor. Todos hacen sus tareas, todos participan, se habla poco en clase, la competencia interna es sana, etc. Es decir, son todos como medio Mateos.

Hay que remarcar la especial preocupación que hay por la seguridad en la bicicleta, por las lesiones en el trote y los trabajos en pista. También, podemos decir que se trabaja muy bien la técnica en las sesiones de natación.

Sentimos que en 2 semanas de entrenamiento avanzamos muchísimo en la puesta a punto. Nos queda la sensación que de seguir en un grupo como el Route podríamos alcanzar en un plazo razonable nuestro máximo nivel de rendimiento.

El Route es un caso exitoso de un club que en corto tiempo se ha posicionado como uno de los más importantes del medio nacional. Entre sus miembros hay una buena mezcla de talento y entusiasmo, juventud y madurez, personas con variados objetivos y habilidades. Gabriel ha sabido hábilmente encauzarlos a todos en un sendero común. Los más de 100 miembros del club así lo avalan. Nos quedó la sensación que cualquiera que quisiera incorporarse se sentirá bienvenido. También quedamos convencidos de que el trabajo es planificado y de largo plazo, lo cual es especialmente útil para principiantes. Incorporándose al Route los novatos pueden reducir en forma importante ese largo período de aprendizaje que tiene este deporte.

El Route tiene un grupo de personas que le dan una gran mano a Gabriel en diversas funciones y en la toma de decisiones y gestión. Ellos son: Alejandro Novoa, Gonzalo Valenzuela, Juan Carlos Olavarría, Pablo Eguiguren, Rodrigo Valenzuela, Roberto Kelly y Rocío Alvarado.

Si necesitan más información del Route, pueden visitar su interesante y completa página Web (www.route.cl). Donde encontrás mayor información de horarios, lugares de entrenamiento, etc. También puedes llamar a Gabriel Iriondo al 8527 4063 o escribirle al e-mail gabrieliriondo@gmail.com

Entrevista realizada en agosto de 2010

Volver

Feliz por el reportaje, creo que captaron fielmente lo que es el club, los felicito.
Quiero aclarar que no todos son "mateos", que está abierto a TODO el que desee entrenar responsablemente, de ahí en adelante todos se contagian con alma del equipo y se vuelven aplicados. Yo soy Route también, movida por mi hija Isidora Zambrano triatleta de ROUTE, y creo que es un lugar donde valores como la honestidad, el compromiso y la amistad se refuerzan, creo que a muchos padres nos importa eso por sobre cualquier otro logro.
Saludos,
Natalia Morales

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 10 guests online.