El regreso a la piscina


Por las circunstancias de la vida logré hacer una comparación en el regreso a nadar en piscina: El año pasado por una lesión, no pude nadar durante 3 meses. De los cuales 2 meses pude hacer rehabilitación en el gimnasio, pero enfocado en la lesión. Este año, en Australia nos cerraron las piscinas 2 meses por Covid-19, pero la actividad física al aire libre era permitida y aconsejada por lo que me mantuve nadando en el mar con traje de agua (El agua en Sydney estaba alrededor 18 grados por lo que sin traje, por más que quisiera, no aguantaba).

Imagen_Articulo_Lucita_Regreso_Piscinas_1.jpg

El año pasado, cuando volví a la piscina luego de esos 3 meses, no sólo había perdido la sensibilidad con el agua, sino también el fitness, ya que no podía entrenar nada. Volví nadando aproximadamente 10-12 segundos más lento x 100 metros. Generalmente siempre me he esforzado mucho en la natación, pero usaba mucho el pull… me salvaba de cada sesión que no entraba en los tiempos. Esta vez mi entrenador no me dejó usarlo más, sólo lo usábamos en trabajos de técnicas específicos, como scull.

Trabajamos MUCHO el CORE en el agua, la posición y así volver a tener esa afinidad que se pierde muy rápido. Luego de un mes ya no me sentía un gato y podía nadar. Luego de dos meses podía hacer sesiones decentes; quizás no en los ritmos que me gustaría, pero podía hacer 20x100 y mantener el ritmo. A los 3 meses sentí que di el salto. Volvía a nadar en tiempos razonables, y volví a la pista del nivel que estaba antes de la lesión.

Seguí con el método de usar lo menos posible el pull, privilegiaba no usarlo y quizás quedarme atrás o no entrar en los tiempos, porque me di cuenta que a la larga tendría mejores frutos y 5 meses después creo haber logrado volver a un buen momento en el agua… a pesar que ese mismo año no nadé por 3 meses, el hecho de ser consistente 5 meses, nadando 6 días a la semana y el 90% sin implementos me hizo recuperarme y volver a sentirme cercana a mis mejores momentos.

Este año, al volver después de dos meses nadando en el mar, al tirarme al agua lo primero que sentí fue la perdida de CORE. No había perdido la sensibilidad de la brazada, me sentía bien ahí, pero mi cuerpo era como un gusano. Y estaba nadando alrededor de 5 segundos más lento cada 100 por eso mismo.  Al hacer repeticiones más largas podía aumentarse esa diferencia. Y la razón de esto creo que es 97% el traje de agua. Ya que este te levanta y no debes usar energía para flotar, ni tampoco trabajas tu CORE, ya que eso lo hace el mismo traje. Mi compañera con la que entreno siempre, se mantuvo nadando sin traje de agua (los Aussis tienen un termostato privilegiado) y al volver a la piscina me estaba sacando bastante ventaja, a pesar que siempre hemos sido MUY parecidas. Lo que demuestra la pérdida por usar traje de agua. Incluso debo agregar que cuando partimos nadando en el mar yo al ir con traje le sacaba bastante diferencia y poco a poco esa diferencia disminuía… luego al saltar a la piscina sin traje se invirtieron los papeles.

Imagen_Articulo_Lucita_Regreso_Piscinas_2.jpg

Conclusiones de mi experiencia:

La verdad me impresioné que a pesar de haberme mantenido nadando, luego de volver a la piscina me dolía el CORE de molido. Esa sensación de dolor de abdominales. Y más importancia le doy entonces a lo clave que es si no nadas hacer trabajos específicos de natación en seco. Por eso mismo les aconsejo valorar esa sesión que hagan específica de natación en sus casas porque de todas maneras será una buena base al volver a nadar. Yo a pesar de haber nadado con traje no hice mucho trabajo específico en seco por temas de tiempo, así que aprovechen lo máximo esa sesión y confíen en ella.

Recuerdo el año pasado también cómo había perdido la fuerza en los brazos, en ese momento no podía por la lesión hacer ese tipo de fuerza, pero mantenerse con los elásticos es un gran avance para volver mejor. Creo que es mucho lo que se puede avanzar en seco para mantenerse Fit y volver de la mejor forma, teniendo un buen programa, la vuelta podría ser bastante rápida.

Por otro lado, al volver a entrenar mi consejo desde la experiencia que he tenido, sería no usar muchos implementos para ir más rápido. Yo seguiré con la idea de sólo usarlos en trabajos de técnica, pero luego en los set, aunque uno no entre en los tiempos, hay que aprender a nadar como nadador y evitar el pull o shorts que tanto nos gusta a los triatletas. Al final los más rápidos, aunque digan que las carreras son con traje, son los mejores nadadores! Así que es mejor tener paciencia, hacer las cosas bien y disfrutarlo!

Imagen_Tips_Lucita_Regreso_Piscinas.jpg

Lucita Poblete

Triatleta profesional

Chile

Lunes 1 de junio de 2020

Volver

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 2 guests online.