Andrés Tagle: “Había logrado lo que parecía imposible, subir los 8.848 metros de ascenso acumulado”


Race Report Everesting 2019

“FIENDISHLY SIMPLE, YET BRUTALLY HARD. EVERESTING IS THE MOST DIFFICULT CLIMBING CHALLENGE IN THE WORLD.”

El concepto de Everesting es diabólicamente simple: Elija cualquier colina, en cualquier parte del mundo y repita las repeticiones en una sola actividad hasta que suba 8,848 metros, la altura equivalente al Monte Everest. Completa el desafío y encontrarás tu nombre en el Hall of Fame, junto a los mejores escaladores del mundo.

Todo esto empezó un día que fuimos a Valle Nevado en bicicleta y que Renzo Crosini me dice que había 2 personas que habían subido 2 veces a Valle Nevado en el día. Me quedo dando vuelta la idea de hacerlo y empecé a comentarlo con algunos que pudieran motivarse (porque no es fácil encontrar este tipo de personas), hasta que encontré al hombre equivocado, Canuto Errazuriz, que le plantee la idea y me dijo que apañaba, pero no pasaron más de 15 minutos y me había cambiado el panorama, convirtiéndolo en un Everesting. Rápidamente le pregunté qué significaba un Everesting!!! No tuve respuesta, sólo me llegó por un mensaje la descripción y las reglas y con esto no me quedo otra que decir que SÍ.

A los pocos días aparezco en un grupo de whatsapp con varios integrantes, varios motivados con hacerlo completo y otros con acompañar un par de vueltas y así esto empezó a tomar forma y Canuto ya tenía la ruta los metros y la cantidad de veces que había que repetirlo para lograr el challenge. Sin darnos cuenta llego el jueves 24 de enero en donde Canuto y el Tito Nazar saltarían por el Everesting, por ser día de semana yo me tuve que bajar y solo los podría acompañar algunas horas en la noche y en la tarde después del horario de oficina, pero claramente esto no quedaría así y buscaría muy luego mi oportunidad de hacerlo.

Canuto y Tito partieron a las 12:00 am del día viernes y a las 18:50 aproximadamente estarían celebrando la locura de haber subido 8 veces desde la curva 1 hasta Farellones, lo que serían 9.000 m aproximadamente de ascenso acumulado y más de 260 km. Fue un orgullo poder partir con ellos y más aun terminar pedaleando con ellos, especialmente con el Tito, que como le dije ese día no te preocupes que nadie va a saber en el estado que te vi!!!!!

Solamente pasó una semana y con el Benja Blanlot nos motivamos a partir nuestro desafío. Empezamos a organizar la subida, esta vez nos apoyaría Merrell, The Wild Food, Cerveza Austral, Burn to Give, Fireflies Patagonia, +Performance y Nutritape.

Viernes 1 de febrero a las 19:30 y ya estábamos en Corral Quemado con el Benja y algunos de los que partirían con nosotros.

Vuelta 1: 20:02 y partimos con el Benja, la Dani Seyler, Max Cuadra, Renzo Corsini y la Javi González, pedaleando la primera subida a ritmo cómodo a veces la ansiedad nos hacía apurar el ritmo, pero siempre había alguno que ponía la pausa y recordaba que eran 8 subidas, paso 1hora 30 minutos y ya teníamos nuestra primera de 8 cumbres en el bolsillo.

Terminando esta vuelta nos deja Renzo y la Javi.

Vuelta 2: Antes de partir algo de comida, re-abastecernos de lo que tomamos y comimos para salir nuevamente. En esta vuelta salimos con el Benja, Max, la Dani y se nos sumaba Felipe de la Vega. Eran las 22:10 cuando empezábamos a escalar. Para mí fue una de las vueltas más duras, me sentía cansado, las piernas quemadas y empecé a dudar si lo lograría, sabiendo que me quedaban 7 vueltas y toda la noche por delante todavía. Llegamos arriba con el Benja y Felipe, la Dani y Max ya había hecho una vuelta antes y nos encontramos algunos metros más abajo para bajar todos juntos. Bajada reponedora y llegando a los autos, como ya se hacía una tradición despedir algunos y darle la bienvenida a otros.

Vuelta 3: En esta salíamos el Benja, Felipe y yo, ya eran más de las 12:00 de la noche del día viernes e íbamos por nuestra 3 vuelta, mucho dolor de piernas y sufriendo más que en la segunda vuelta, pero tratando de mantener un ritmo de 1 hora 30 minutos en llegar arriba. Muy importante y mentalizado en no dejar de tomar agua y no dejar de comer, había que mantenerse muy despierto, ya que una mala reacción y podía terminar en el piso, había que cuidarse. Bajamos los 3 juntos y llegando a la base, nos despedirnos de Felipe, que fue una gran compañía!!!

Vuelta 4: Acá nos juntamos con Juan Pablo Jaures, se nos venía algunas vueltas de buenos cuentos, siendo las 2:35am aproximadamente salimos por la mitad del desafío, JP, no paro de hablar lo que no sabemos si fue bueno o no, porque fue la vuelta más lenta hasta el minuto y finalmente la más lenta del desafío. Pero sirvió para reírnos y para recuperar algo las piernas. Llegamos arriba en 1 hora 36 minutos aproximadamente. Dimos la vuelta en el Tata Cruz y rápidamente para abajo, había que tratar de recuperar algo de lo perdido. Nuevamente misma rutina, rellenar botellas de agua, comer algo y salir rápidamente.

Vuelta 5: Seguimos a esta vuelta los mismos que la anterior el Benja, JP y yo. Esta sería una vuelta de trámite, había que aguantarla y mantenerse fuerte porque ya habríamos pasado la mitad y nos acercábamos a nuestra meta que era poder subir los 8.848metros de desnivel.Durante varias veces por vuelta con el Benja corroborábamos la altura y saber que con 8 vueltas sería suficiente. Llegamos arriba un poco más rápido que la anterior y se nos venía la última bajada de noche, ya estábamos cansados y había que tener cuidado de no quedar pasados en las curvas que ahora sí que sería fatal una caída. Por 5 veces ya estábamos en los autos y comer bien, cargar energía y todo lo necesario para enfrentar las últimas vueltas.

Vuelta 6: Sería la primera vuelta que saldríamos solos con el Benja y habría que ser fuerte, porque empiezan a aparecer los fantasmas que te dicen “será necesario” “cuál es la idea de hacer esto” y así uno se va pensando una y otra cosa que hacen poner en duda todo, pero había que ser más fuerte. Llegando a la curva 35 fue la primera vez que algo nos distanciamos con el Benja y ahí fue cuando miré el reloj con detención y se me metió en la cabeza que podía bajar las 17 horas. Así que llegué arriba y bajé como que fuera la primera bajada, con poco cuidado y bastante al límite.

Llegué abajo y esta vez la compañía sería más grande!!! Me ayudaron a llenar botellas a sacar lo que tenía que comer y partir muy rápido que no había tiempo que perder para cumplir el objetivo que aún estaba lejos: 2 vueltas y menos de 4 horas.

Vuelta 7: En esta vuelta tenía varios amigos que me acompañarían: Andres Miller, Roberto Barrientos, Mauro Smith y Juan Pablo Ureta, así que partimos escalando y les dije que teníamos que meterle para poder cumplir el objetivo de bajar las 17 horas, que esta era la vuelta importante.Pero parece que Juan Pablo y Mauro se la tomaron muy enserio y se fueron a un ritmo impresionante, como que fuera la primera vuelta.No quedó más que apretar los dientes y sufrir hasta llegar arriba en 1 hora 15 minutosaproximadamente.Hasta ese momento venía muy mateo con el agua y la comida. Nos sacamos una foto rápida y para abajo.Esta vuelta en total fue la más rápida, y en subir y bajar fue de aproximadamente 1 hora y 40 minutos. Muy rápida el abastecimiento y vamossss…

Vuelta 8: En esta vuelta salimos varios de nuevo, Andres Miller, Mauro Smith, Roberto Barriendo y Eduardo Della Maggiora.Vamos subiendo con buena conversación a un ritmo que ya me podía dar cuenta que llevaba 7 vueltas, 230 km y cerca de 8.500 metros de altura y llegando a la curva 16 siento el primer calambre, pensé que si le daba el espacio para entrar todo podía terminar a menos de 10 kilómetros para la última cumbre.Así que pastilla de sal agua y aprovechar la bajada para algo de elongación y a sacar fuerzas de no sé dónde para lo que serían las ultimas 24 curvas. Seguimos conversando y avanzando y pensando siempre sólo en la siguiente curva, hasta que una vez pasado el kiosko de la curva 22, fue por primera vez que me dije, “ya lo terminé”, poquitas curvas más arriba nos topamos con Ivar Grinbergs que venía bajando y cuando nos vio, dio la vuelta y se fue con nosotros hasta Farellones, ahí arriba estaba Max Cuadra con sus hijos esperándonos para la foto final, foto rápida y para abajo, porque aún se podía bajar las 17 horas. Empezamos a bajar muy rápido, hasta que me pasa Ivars y me pregunta cómo estoy, según yo todo bien!! Bueno, bajamos un poco la velocidad porque estaba un poco mareado y las curvas se empezaban a venir muy encima!! Pero ya no quedaba nada!!!

Llego abajo y felicidad total!!!!!! Había logrado lo que parecía imposible subir los 8.848 metros de ascenso acumulado y logré bajar las 17 horas, con un tiempo total de 16 horas 57 minutos en 261 km de distancia.

En ese minuto que me bajo de la bici, estaba la Lore (que apañó infinito), y todos los que me habían acompañado en las últimas vueltas, rápidamente hicimos un salud con las cervezas que nos regaló Austral!!!

Bueno no me queda nada más que agradecer a todos los que me acompañaron en este desafío, a las marcas que se interesaron por ser parte. Merrell, The Wild Foods, Cerveza Austral, Nutritape, Fireflies Patagonia y +Performance y, por supuesto, a Agustin Vial y Sergio Contardo que estuvieron ayudándonos con las fotos.

Y para que no crean que esto es sólo por la locura, doné todas mis calorías quemadas a Burn To Give, lo que alcanzó para alimentar a un niño en Uganda por dos semanas.

Aparte también se donaron entre todas las personas que me acompañaron 38.901 calorías.

Andrés Tagle

Fecha de la aventura: sábado 2 de febrero de 2019

Volver

Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 8 guests online.