Cómo enfrentar lesiones: Consejos desde la experiencia de deportistas


De las palabras más enemigas de los deportistas nos encontramos con las lesiones. Y lamentablemente pasan más de lo que nos gustaría. Por esto mismo una vez que aparece la lesión hay dos temas que enfrentar: La lesión misma (físicamente) y nuestra mente y emociones.

Si algunos se sienten muy mal por una lesión, tranquilos que siempre de alguna forma se puede salir adelante. Yo personalmente he vivido en 6 años 7 lesiones, algunas bien complicadas y largas. Y de todo esto, salir adelante, SIEMPRE ha valido la pena. Cuando es algo muy difícil, largo o complicado a veces uno piensa; ¿Hasta qué punto? Por esto es bueno conocer y manejar ciertas herramientas para enfrentarlas. ¿Qué consejos entregaría desde mi experiencia con las lesiones?

1. Antes de creer o suponer cualquier cosa de tu dolor, lo mejor es buscar un BUEN doctor y hacer una imagen. Muchas veces lo primero que tendemos es ir a un kinesiólogo. Ellos te darán un diagnóstico y si bien muchas veces puede ser cierto muchas veces no lo es. No tienen ojos de rayos X y es MUY importante saber EXACTAMENTE con qué estás lidiando.

2. Luego cuando tienes el resultado en mano puedes llorar o rabiar lo que sea necesario, liberarte porque después de eso: Manos en acción, el switch debe cambiar completamente y tu nueva meta es RECUPERARTE.

3. Enseguida debes escoger un buen kinesiólogo en el que confíes 100%. Pero aquí también es importante entender que hay dos cosas que solucionar: La lesión misma y la causa de la lesión. Puedes tener una lesión de rodilla por un problema en tu cadera. Por lo que no solamente debes poner máquinas donde te duele, sino que debes trabajar la raíz del tema.

4. Y cuando llegues a la raíz del problema revisar si hay algo externo que esté influyendo: ¿Bike fit, zapatillas, nutrición, deficiencia de alguna vitamina o mineral? Revisar cada uno de esos aspectos, chequear con un buen bike fit tu posición, hacer exámenes de sangre, etc…

5. Cuando ya te encuentras en el proceso de recuperación también tu mente y emociones estarán involucradas. Muchas veces queremos recuperarnos rápido, nos ponemos ansiosos y hacemos más de la cuenta. Otras veces estamos tristes y no queremos hacer nada. O también muchas veces hacemos lo que hay que hacer, pero las cosas no funcionan como pensamos. Todo esto afecta nuestro estado de ánimo y no es la idea estar tristes.

Entonces hay ciertos puntos que yo aconsejaría psicológicamente frente a una lesión:
a) Si es algo que te está afectando mucho acudir a un psicólogo deportivo u otro que prefieras, es de gran ayuda. Seguro te entregarán herramientas para salir adelante o vivirlo de mejor forma.

b) Recordarte a ti mismo por qué quieres volver a estar sano y qué es lo que más te gusta de tu deporte, para que eso te llene de fuerzas para superar la lesión. Una buena técnica es poner una foto de algún buen momento que quisieras volver a vivir, como una carrera y una frase que te motive a seguir. Y esto lo puedas ver cada día (puede ser tu fondo del celular, algo en tu pieza, refrigerador, etc…).

c) Buscar un buen libro que te ayude, aporte y aprendas. Que te sirva para hacerte psicológicamente más fuerte. Yo les dejo dos recomendaciones (seguro que hay muchísimos más): “The toughness training for sports” de James E. Loehr y “365 citas con tigo” de Laura Chica.

d) Llenar los espacios vacíos: ¿Qué es lo que más te gusta hacer además de entrenar? Ahora en ese tiempo que disponías para entrenar debes realizar esa actividad (además de ir al kinesiólogo). Y que no te queden espacios en blanco para pensar o estar triste en tu lesión. Puede ser cocinar, ver amigos, trabajar en algo o estudiar. Organiza tu semana y preocúpate de mantener tu agenda ocupada. En mi caso personal por las lesiones he estudiado certificados para ser entrenadora, cursos de nutrición deportiva, trabajar en otras cosas, entreno gente y hago clases de natación a niños. Todas cosas que me encantan y me siguen entregando alegrías en el día a día.

e) Hazte amigo de la paciencia y no te apures,eso puede ser peor. TODO PASA. Así como esos buenos momentos o carreras que tuviste ya pasaron; tu lesión pasará. Y por más largo que sea piensa que pasará. Entrégate al proceso y focaliza tu energía en otras actividades. Sal de lo negativo. Y si quieres reflexionar piensa: ¿Por qué pasó esto?¿Qué quiere la vida que aprenda con esto? Y vive ese tiempo a tu 100% aprendiendo cada lección. Una buena técnica también es cuando te vayas a dormir piensa como tu lesión se mejora: imagínate como esos tejidos se arreglan y mándale todas las energías de tu cuerpo al proceso de curación.

f) Y si es alguna lesión o enfermedad que no pasará entonces debes aceptarla para aprender a vivir con eso de la mejor forma. Tenemos muchos ejemplos de deportistas que siguieron con problemas serios haciendo lo mejor posible en su situación. Lisa Bently 4ta en Hawaii con fibrosis quística, Lauren Parker triatleta paralímpica destacada después de un accidente que la dejo paralítica el 2017, Bethany Hamiltón surfista profesional que continuó sin un brazo (ataque de tiburón). Y así hay muchos ejemplos que nos demuestran que siempre podemos levantarnos.

Bueno, y para cerrar no se olviden de DORMIR mucho. Cuando dormimos es cuando nuestro cuerpo más se recupera. No descuiden su alimentación, es mejor engordar un poquito que quitarle los nutrientes a nuestro cuerpo que necesita para sanar. Y personalmente si quieren un consejo de kinesiología: MEDPRO tiene un equipo completo muy recomendado. Seguir una línea es importante, donde el doctor, kinesiólogo, terapeuta, bike fit, nutricionista, psicólogo y tú vayan por el mismo camino: una línea directa a la recuperación.

María Luz Poblete, Triatleta profesional (Viernes 7 de junio de 2019)

Volver

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ranking Trichile

Quién está?

There are currently 0 users and 18 guests online.